Finalizó el XXIIIº Atahualpa y renovó el romance con el público local y nuevos adeptos de Argentina y países vecinos en sus tres noches. 

Su creador don Rubén Urueña, jamás imaginó la dimensión que tomaría el Atahualpa luego de 23 ediciones. De aquellas charlas de sueños y deseos que mantenía bajo del tinglado en el Club Central Córdoba con Ricardo Romero (de los Tucu Tucu) o con su entrañable amigo Horacio Guaraní, con el tiempo pasaron de ser anhelos a una realidad que disfrutan año a año, ahora no sólo los tucumanos, sino espectadores de toda la República Argentina que vienen a ver a sus ídolos durante las noches del festival, como se pudo ver también de países limítrofes como Uruguay, Chile y Perú.

Los Tekis fueron los encargados de cerrar la última jornada con todo el carnaval jujeño trayendo el calor en una noche que hacía tiritar de frío.

Algunos lujos que se dió el festival más allá de la histórica noche del viernes donde Luciano Pereyra compartió cartel con Abel Pintos (algo único en todos los festivales del país), fue el trío que armó el Chaqueño Palavecino, durante su actuación en la segunda noche, invitando a Juan Fuentes (Los Huayra) y a Sergio Galleguillo a interpretar algunas zambas, hecho que la multitud ovacionó enérgicamente. El sábado luego de Lautaro Rocha y Conti Castillo, desfilaron por el imponente escenario "Tucu Tucu", los salteños Guitarreros, Los Huayra, Los Nocheros y el Chaqueño Palavecino. Ya para el cierre una multitud esperaba al cantor riojano Sergio Galleguillo para chayar como si fuera febrero. Una verdadera fiesta popular.

Ya el domingo, otro deleite del XXIIIº Atahualpa, fue el regreso de Soledad Pastorutti, ausente durante la edición anteior debido a su extensa gira por Europa y Estados Unidos; en esta oportunidad presentó su nuevo espectáculo con canciones de su autoría, puesta en escena y bailarines. Al final de su presentación fue distinguida por la Legislatura de Tucumán, por difundir a través de su interpretación de la chacarera "A don Ata", el nombre del gran trovador Atahualpa Yupanqui y los lugares de Tucumán que nombra la canción.

Para esta última jornada, Taa Huayras y Los Surcos fueron los artistas locales encargados de iniciar la noche del domingo y anteceder a lo que vendría; Por Siempre Tucu, La Sole, Los Rojas y finalmente Los Tekis. 

Pasadas las 4 de la madruga ya del lunes, las voces de Mirian Brizuela y Catto Emmerich, los célebres maestros de ceremonia de esta edición, anunciaban el final del XXIIIº Atahualpa, entusiasmando a los últimos espectadores a asistir al próximo Festival durante 2019.

Descargá la APP de ACV

Descargá la App de ACV Folclore desde la tienda Play Store

boton-google-play

También lo podés hacer leyendo éste código QR desde tu smartphone

acvappqr

suscribete